Carta de protesta del alcalde de Benaoján contra el Hospital de Ronda

A continuación reproducimos la carta que el alcalde de Benaoján, Francisco Gómez, ha remitido a diversos medios de comunicación, en referencia al Hospital de Ronda (conocido popularmente como “La clínica”). La carta, que no tiene desperdicio, empieza alabando al personal del Hospital pero eso es solo el principio del escrito, porque luego el detective no se corta un pelo para criticar a los mandatarios de la Junta de Andalucía de la parte de Sanidad, e incluso critica la tardanza en la atención a los pacientes, en este caso a un familiar suyo. Aquí tenéis el escrito:

Quiero con este escrito hacer públicas mis felicitaciones al personal del Hospital General Básico de Ronda, que es un centro hospitalario público que da servicio a toda la comarca de Ronda, es decir, unas 60.000 personas y que por circunstancias personales he tenido que permanecer varios días. Estas felicitaciones incluyen desde el personal de limpieza, auxiliares, enfermería, administración, etc. hasta el último cirujano, pues realmente el trato que muestran hacia los pacientes y familiares es un trato exquisito, humano y digno de toda alabanza: mis más sincera admiración por todos y cada uno de ellos, en especial por los que están más en contacto con los enfermos.

 

Pero esta estancia en dicho Hospital me ha permitido percatarme en primera persona del deterioro de esta instalación pública, deterioro que se resume en unas instalaciones tercermundistas como por ejemplo el visible deterioro de los sillones de los acompañantes de los enfermos, la falta de calefacción en las habitaciones, al menos en la 241 y 242 que son las que he tenido ocasión de comprobar, ventanas sin sello térmico que hacen que el frío que la ciudad de Ronda vive estos días entre sin pudor en las habitaciones,teniendo que recurrir a mantas para que los pacientes o familiares no agraven sus enfermedades con auténticas pulmonías.

 

Como regidor del Ayuntamiento de Benaoján he sentido ante todo pena, pena por comprobar cómo los temidos recortes se ceban con la Sanidad pública, recortes en este caso de la Junta de Andalucía que es la titular de dicho Hospital. Porque la cuestión no es solo la posible falta de personal, que da la impresión de que no escasea, es que ese personal parece en muchos casos formado por becarios o estudiantes en práctica cuya inexperiencia puede pasar factura. Por poner un ejemplo ilustrativo de esto que estoy diciendo, quiero decir que se avisó a un celador para atender a mi madre encamada que necesitaba ser girada en la cama debido a los dolores provocados por una fractura de cadera y el celador tardó 55 min. en acudir a la habitación.

 

Ante todo esto, creo que estos “colegas” regidores y mandatarios, en este caso los de la Sanidad Pública Andaluza, deben tener más miramiento por este pilar social tan básico como es la Sanidad, aunque a lo mejor ellos no sufren estos “problemas” porque utilizan hospitales privados y porque a lo mejor si ven estos problemas de primera mano les da un poco de repelús y se recortan un poco las dietas o gastos de representación y ponen de su parte para corregir aunque sea pequeños detalles como pintar las paredes de las habitaciones o arreglar los calefactores de los hospitales públicos. Para colmo de todo esto, en Ronda tenemos paralizadas (a la Junta le gusta decir “ralentizadas”) las obras del tan anunciado y prometido nuevo Hospital público, promesa personal de Don Manuel Chaves, siendo éste presidente de la Junta: ahí está la mole, a la entrada de Ronda y que deleita a los visitantes que provienen de la Costa del Sol.

 

Francisco Gómez González – Alcalde de Benaoján (Málaga)

 

.

La administración de benaolla, recuerda que, tal y como indican las normas de participación, no se hace responsable en ningún caso del contenido de los comentarios publicados en el blog , así como puede o no estar de acuerdo con lo que en dichos comentarios se diga. Por favor, antes de publicar un comentario, lea las referidas normas en el apartado “¿Quieres participar en benaolla?” , pues, tal y como se indica en las mismas, el hecho de publicar supone la aceptación y consentimiento de dichas normas.

Anuncios