Otoño caliente en el Ayuntamiento de Benaoján

A través de fuentes fiables, en benaolla hemos podido saber que uno de los concejales de APB, concretamente Juan Hidalgo, conocido popularmente como el chapu, está preparando la documentación para abandonar su grupo actual, como decimos APB, y pasarse al grupo mixto. Si bien la relación con el alcalde, Francisco Gómez, es buena o al menos no es mala, el chapu cree que puede aportar más beneficio para el pueblo si se va al grupo mixto, es decir, si crea el grupo mixto en el Ayuntamiento de Benaoján, puesto que actualmente lo componen IU+PP+APB+PSOE. ¿Qué consecuencias puede tener esta iniciativa del chapu? La más inmediata es que desde el grupo mixto no se va a ver obligado a acatar la disciplina de partido, o lo que es lo mismo, va a apoyar las mociones de la oposición que crea convenientes para el pueblo. Esto parece una contradicción puesto que en anteriores plenos fue el propio chapu el promotor de la negativa a las mociones del PSOE.  Eso sí, al parecer son las mociones institucionales las que no le gustan al chapu, pero por lo visto, las mociones que afecten directamente al pueblo sí puede apoyarlas y de hecho las va a apoyar aunque provenga de la propia Soraya García. Según hemos podido saber, es en septiembre cuando el concejal de APB podría dejar de pertenecer a dicho grupo y pasar al grupo mixto. El chapu tiene la decisión tomada y salvo una contrasprestación política importante nada le hará volver atrás. ¿Corre peligro la alcaldía? No, por dos motivos: el chapu no apoyaría una moción de censura (motivo principal) y el segundo motivo, a pesar de todo, sigue habiendo un aprecio político y personal del chapu hacia el detective; otra cosa es que el propio chapu esté valorando esta posibilidad y crea que el pueblo puede salir beneficiado con él dentro del grupo mixto.

La valoración política que aquí en benaolla hacemos de esta noticia es doble: por un lado creemos que el detective puede estar anticipándose a la maniobra del chapu y de ahí el acercamiento político del alcalde hacia la portavoz socialista, Soraya García. Por otro lado, el chapu puede echarse para atrás (no es la primera vez que avisa de algo que luego no hace). Ambas cosas aportan cierta tranquilidad al alcalde, pero ojo, esta vez se están dando las circunstancias para que el chapu cumpla su palabra. El próximo pleno municipal puede ser clave para ir viendo las intenciones políticas de todos estos protagonistas y aquí en benaolla estaremos para contároslo.

 
 
 
 
 
 

Anuncios