“Mi empresa no es una ONG”

Así de contundente se ha manifestado la propietaria de la empresa “Eléctrica de la Serranía”, Mari Luz Becerra, refiriéndose al impago de la deuda de 200.000 mil euros (intereses a parte) que según ella el ayuntamiento tiene.

Dice esta señora, en declaraciones publicadas por el periódico Malaga Hoy, que la deuda se remota a 1997, y que su padre, fallecido en 2005, ya arrastraba esta deuda siendo regidor del Ayuntamiento de Benaoján. Añade que no pretende que se le pague la totalidad de golpe, pero sí que se sienten a negociar, cosa que el alcalde de Benaoján se niega porque eso sería un reconocimiento explícito de la deuda, cosa que se niega. El alcalde, recordemos, exige un contrato y las facturas, cosa que parece que no se le han presentado. Además, la empresaria dice que hace cuatro meses que están avisados del corte de luz y que no le han hecho el mínimo caso. Por su parte el alcalde dice que “también vinieron al Ayuntamiento, pero les dije que antes de cortar el suministro, tendrían que llevarme detenido”, en un acto que impidió que se cortara la luz en el propio local del consistorio benaojano.

Pues así están las cosas. Resulta que la deuda es de hace casi 15 años, que han pasado varias legislaturas de por medio y varios alcaldes (entre ellos el ya fallecido padre de la empresaria, Cristóbal Becerra). Resulta que la empresa ha tenido ocasión de cobrar este recibo durante esos 15 años y resulta que ahora es cuando ha visto la ocasión oportuna. Parece que no era oportuno cobrarla cuando el alcalde era otro (u otra, en caso de Soraya García); parece que no era adecuado cortar la luz y la tele en otros momentos con otros regidores. Parece que ahora es el momento de cortarla, de cortar incluso la luz del repetidor de la tele y así, como hoy hay partido del madrid televisado en “La 1”, pues seguramente los vecinos se cabrearán bastante y hablarán del tema. El caso es que va a haber “crisis de la tele” o “crisis de la luz”, como querámos denominarlo. Porque el alcalde manifestó ayer a benaolla que “no piensa pagar” sin la documentación exigida y “a ver si se atreven a seguir cortando la luz al ayuntamiento”. Por su parte, la oposición no dice ni mu. Hoy de nuevo intentaremos contactar con Soraya García, pues nos interesa su opinión ya que ella, siendo alcaldesa hace 4 años, también debería conocer esta deuda aunque a ella parece que no se le exigió el pago, al menos no hay trascendencia pública de este requisito y menos presión de cortes de luz como ahora ha habido. Nos interesa tu opinión, Soraya, sabemos que nos lees, tú y gente de tu entorno y por eso estamos abiertos a que nos expongas todo lo que piensas y conoces de este asunto.

Anuncios