Multas a los coches aparcados junto a la puerta del colegio

Pues sí, parece que han sido numerosas multas -hay quien dice que fueron 15 o 20- las que la policía local efectuó a los propietarios de los coches aparcados junto a la puerta del colegio. Entre rayas amarillas, dobles filas, etc, pues se supone que estuvo la cosa.

El caso es que la gente no aparca ahí por gusto, el caso es que la gente va a recoger a los niños y dado que no hay sitio donde aparcar, la gente se busca la vida. Todo viene a raiz de un atropello (o casi atropello) que tuvo lugar unos días antes y a raiz de eso la policía extrema el control en esa zona. Pero esa rigidez no debe traducirse en multas, sino en vigilancia, flexibilidad y sobre todo, personal policial presente. Si no hay donde aparcar, se debe permitir una felixibilidad horaria (por ejemplo 15 minutos en el horario de entrada y salida del colegio) yno se puede multar siempre que no se generen conflictos de tráfico o faltas graves. En definitiva, que así no se llega a ningún sitio.

Anuncios