Y la Junta se defiende

No paran de salir cosas de la crisis del agua. Hace un rato publicábamos aquí en benaolla el hartazgo de la Diputación y ahora podemos leer en algunos periódicos, por ejemplo aquí, que la Junta insiste en que el agua no es potable y que sólo los laboratorios homologados por la Junta pueden determinar la potabilidad. O sea, que los análisis que hace la Diputación no sirven, o al menos, a la Junta no le sirven. Y por cierto, la Delegación Provincial de la Junta se ha mostrado contraria a las declaraciones en las que, desde el órgano supramunicipal, se afirma que “se tiene conocimiento de que en ningún momento ha existido contaminación ni en el depósito ni en la red de abastecimiento”; pues, según ha indicado la Junta, “sí había contaminación en el depósito”. En otras palabras, que desmienten a lo que dice el diputado provincial y que acabamos de publicar aquí en benaolla. Además, también añade la Delegación de Salud de la Junta que los tratamientos para la potabilización no son los adecuados.

Y digo yo una cosa: si no son adecuados los tratamientos ¿por qué no se adecuan? ¿acaso se necesita más cloro? ¿qué  se necesita en los tratamientos y porqué ya vamos para un mes -sí UN MES- sin agua y no se le ponen los tratamientos adecuados? ¿Sabe el Ayuntamiento cuáles son esos tratamientos? ¿Y si no lo sabe, por qué no se los pregunta a la Junta y los pone en práctica?

Ya no sabemos qué preguntar porque son tantas las preguntas que cada vez está más liada la cosa. Tantas declaraciones, tantas contradicciones, tantos desmentidos…y al final, los vecinos somos los perjudicados, y  no digamos las empresas de turismo o chacineras. Cada vez que alguien dice algo es para enmarronar al contrario, para desdecirlo o para sacar titulares que en la práctica no sirven para nada.

Queremos soluciones YA. El pueblo no tardará en movilizarse por la incompetencia de los dirigentes políticos que no resuelven el problema.

Anuncios