Crisis del agua: ¡llevamos muchos años con el agua contaminada!

Pues eso es lo que dice nuestro alcalde. Claro que se supone que estas bacterias contaminantes están en el pozo pero luego a la red de abastecimiento no llegan debido al proceso de cloración y así se ha demostrado con los análisis de la propia Junta. Entonces veamos: hace años, según esos supuestos informes de que dispone el alcalde, que el agua se contamina con coliformes fecales que para que nos entendamos son restos bacterianos de heces que generalmente se “cuelan” en los pozos debido a filtraciones subterráneas o roturas de cañerías cercanas a los propios pozos.

Para eliminar esas bacterias, se emplean diversos y diferentes procesos de desinfección, que en caso de pueblos o ciudades consisten normalmente en una cloración del agua. Hay otros métodos de desinfección más eficaces que emplean desinfecciones biotecnológicas que no alteran el sabor del agua pero que por su coste no son empleados en abastecimientos poblacionales y solo se usan en pozos particulares. Pero vamos a lo que vamos: si llevamos muchos años con el pozo así y luego, gracias al cloro, se eliminan las bacterias ¿de qué estamos hablando? ¿es necesario cortar el agua 2 semanas y crear esta gran alarma social? Según un informe de Salud del que se hacen eco algunos periódicos, sólo se han detectado cuatro casos de gastroenteritis y por eso se ha decretado por parte de Salud la alerta sanitaria…Quien haya ralizado ese informe se nota que no ha estado en el pueblo estos últimos meses porque de cuatro casos nanai: son muchos, muchísmos, los casos de diarreas y malestares estomacales, retortijones y demás sintomas de lo que médicamente se conoce como “gastroenteritis”. Muchos. No vamos a quitarle la razón al diputado provincial Juan Jesús Bernal en que si el agua, en el análisis de la red de abastecimiento, cumple los requisitos legales de potabilidad, sea precipitado mantener la prohibición de consumo durante tanto tiempo, pero una cosa es eso y otra es que se insinue que por cuatro casos se ha decretado una alerta sanitaria, porque tal vez hayan sido cuatro casos los últimos casos declarados, pero, lo que está claro, es que aquí en el pueblo el que más y el que menos, se ha pasado medio verano y parte del otoño cagándose por las patas abajo, con perdón de la expresión.

Anuncios