La depuradora de Benaoján

Hace unos días, la ministra de Medio Ambiente, Rosa Aguilar (esa señora que era alcaldesa por I.U. en Córdoba y casi de pronto se fue al PSOE con Griñán y ya va por ministra), dijo precisamente en Málaga que “el Gobierno había cumplido su compromiso con Málaga” en cuestiones saneamiento y tratamiento de aguas residuales. Pues no, ministra, no. Hay decenas de pueblos, y hasta ciudades, en Málaga provincia que no tienen depuradora: y no solo hablamos de sitios relativamente grandes como Nerja, Torrox sino de pueblos entre los que se encuentra Benaoján, Montejaque, Arriate, Cortes de la Frontera, etc.

La depuradora de Benaoján no puede ser prometida en panfletos electoralistas porque es una infraestructura que depende del Gobierno o de la Unión Europea. Y desde luego aquí en nuestro pueblo los mandatarios nos han engañado una vez más. Encima nos dicen que “han cumplido su compromiso”. Que venga aquí Rosa Torres, o a Arriate, o a la misma Nerja, población que en verano roza más de cien mil habitantes.

Nuestro alcalde puede reclamarlo, se pueden unir todos los alcaldes afectados, pero…con la Iglesia hemos topado. Ahora son los socialistas, antes eran los otros. Unos por otros y la casa sin barrer.

Anuncios